“Para habitar una ciudad a veces hace falta encontrar otra ciudad en ella, una ciudad clandestina; no la ciudad de todos porque todos termina no siendo nadie.” —E. Rezzano.

“Para habitar una ciudad a veces hace falta encontrar otra ciudad en ella, una ciudad clandestina; no la ciudad de todos porque todos termina no siendo nadie.” —E. Rezzano.

Lo más bonito de la historia es cuando se aprende de ella, el Bogotazo, por ejemplo. 

(Fuente: eltiempo.com)

                     Un infierno muy parecido a un pedacito de cielo.

                             Paramore-Colombia 02.03.11. Un año. 

¿Te gustaría padecer interminables eones en el inframundo, mientras irónicamente 6 demonias extremadamente sexys e idénticas a Hayley Williams intentan besarte con sus rojos y redondos labios a la par que bailan y te dan latigazos con las llamas de sus ardientes cabelleras dejándote quemaduras de tercer grado, quitándote el oxígeno y estallando  tus sangrantes tímpanos de tanto escuchar Let the Flames Begin?

¿No?, pues  jiji, jajá, ya lo has hecho. La muerte que antes era tu debilidad ahora es tu fuerza, y no temes bailar en su poderosa, letal, e infernal mano. Cada vez  es más fácil hundirte en su oscura luz, solo basta esa pequeña chispa, esa pícara y astuta chispa, esa imperceptible centella; y que mientras un segundo alcanza el otro, ahí adentro todo se  queme sin el poder de la factible gasolina. Pero qué vergüenza en lo que tú, pequeño tritón, te has convertido.

Pues la verdad es que te importan 70 organismos como pepinos, y ¡U-A!, JIJÍ-JAJÁ,  pues ensámblate, ya que en esto es en lo que extrañamente has caído, y así es como los torturaremos y calcinaremos, envidiosos en la marrullería del claro reflejo sin siquiera cavilar en la de ellos. Estas cosillas rotas sobrellevando jovialmente su luctuosa náusea en el alborozado, candente y abrasador infierno.

Yyaleh 66 campanadas

¡Una! ¡Ovejas del rebaño presten atención!

¡Dos! ¿Qué dice el sol naciente?

¡Tres! Las polillas dormían, dormían.

¡Cuatro! De un profundo sueño la luz las ha despertado

¡Cinco! Profunda y bella es su cabellera

¡Seis! Más profunda que los rayos del mismo sol

¡Siete! Profundos y felinos son sus verdes ojos.

¡Ocho! Más profundos que la luz del claro reflejo.

¡Nueve!  Su vigor dice: ¡Tenacidad!

¡Diez! Más todo deseo ansía eternidad

¡Once! ¡Quiere profunda, profunda eternidad!

¡Doce! (Z) Su seducción nos hace pernoctar.

Facsímil de Zschetein cambiado radicalmente para propósitos de YYaleh.  

A veces Demi Hootser  deja migajas de percepción entre su cháchara

Una pandilla de colegialas sexys en minifalda, que tienen a su disposición metralletas y espadas japonesas con las que combaten con Samurais Gigantes, Zombies Nazis, Robots, Dragones y más,  en un mundo muy parecido al de Alicia en el País de las Maravillas. Menuda Película u.u

Zucker Punch trata la historia de una joven que es internada por su padre en un hospital psiquiátrico y para escapar de la realidad se sumerge en su propia imaginación. 

Condenado Imán

Este. El de una polilla que atrajo la luz de la lámpara ,y no la lámpara que atrajo  a la polilla. Pero te digo una cosa?….esta no era cualquier lámpara, esta lámpara era especial, tenía todo lo necesario para atraer a las indefensas polillitas y romper sus cabecillas, ¡¡era una gran rompecabezas!!

Tenía una luz cambiante, a veces amarilla, a veces verde, a veces rosada, a veces rojo y amarilla, dando un bello naranja. A las polillas les encantaba esa luz naranja, simulaba el color del fuego, ¡¡y eso les maravillaba!!

La lámparilla giraba, giraba y giraba y a las minúsculas les causaba ansiedad y naúsea, sin más, además cantaba ¿pero que cantaba? una hermosa tonada que a las mosquillas adormilaba. Con ansia, naúsea y bien adormiladas las polillas a su muerte revoloteaban, y esta “humilde” lámpara, con su inmensa llamarada, las atrapaba, las  aturdía y las quemaba.

Esto sucedía cuando una fuerza imparable luchaba contra un objeto inamovible. Y sin embargo una polilla no sintió, pero si  pensó ¿y qué pensó?..

                         

Condenado imán, condenado imán, candenado imán, condenado imán, condenado imán, condenado y maldito imán que nos seduces y nos atrapas.

  • "Ezequiel, 25-17:
El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos.
Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del Valle de la Oscuridad. Porque es el autentico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos.
¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando caiga mi venganza sobre ti!

Llevo años diciendo esta mierda, y cuando alguien lo oía es que iba a morir. No había pensado mucho en lo que significaba, simplemente creía que era un rollo que le soltaba a algún hijo de puta antes de pegarle un tiro, pero esta mañana vi algo que me ha hecho pensarlo dos veces.
Ahora se me ocurre que tal vez significa que tú eres el hombre malo, y yo soy el hombre recto, y que el señor 9 mm es el pastor que protege mi recto culo en el valle de la oscuridad.
O será tal vez que tú eres el hombre recto, y yo soy el pastor, y que este mundo es injusto y egoísta.
Me gustaría eso, pero ese rollo no es la verdad.
La verdad es que tú eres el débil y yo soy la tiranía de los hombres malos. Pero me esfuerzo, Ringo, me esfuerzo con toda intensidad por ser el pastor.

(Tiempos Violentos)